Goresam habría adquirido dos bombas de agua sobrevaloradas por más de S/ 87 mil soles

49

A través de la Gerencia Territorial Bajo Mayo, también habrían falsificado documentos para justificar su entrega en el plazo establecido.

La Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Tarapoto, investiga la presunta compra sobrevalorada de dos bombas eléctricas de agua valorizadas en más de S/ 87 mil soles, por parte de la Gerencia Territorial Bajo Mayo, órgano desconcentrado del Gobierno Regional de San Martín (Goresam), cuya entrega en el plazo establecido se habría sustentado con documentos falsos, pues no habrían sido recepcionadas oportunamente por la entidad.

Estos bienes, adquiridos según contrato en el año 2020, habrían estado destinados a la obra de mejoramiento de una planta de tratamiento de aguas residuales en el distrito de Papaplaya, provincia de San Martín, por la cual se pagó de manera oportuna, aún sin ejecutarse, según la denuncia.

Ante la denuncia, en agosto del año pasado, la Fiscal adjunta Olga Lilet Orbegoso García, dispuso abrir investigación al proveedor Fernando Aquiles Tello Arévalo, al supervisor de obra Eder Manuel Arévalo Paredes, y a los que resulten responsables, por los presuntos delitos de peculado doloso y falsificación de documentos.

Cabe advertir que la Fiscalía aún investiga la participación y responsabilidad de otros involucrados.

Diligencias fiscales.

En estos meses, la Fiscal anticorrupción Olga Lilet Orbegoso García recabó las declaraciones del proveedor y supervisor de la obra, así como la del jefe de almacén Genix Segundo García Bartra.

De igual forma, se solicitó a la entidad gubernamental el expediente de la obra, entre otras diligencias tendientes al esclarecimiento de los hechos.

Hechos en investigación.

En diciembre del año 2020, el Gobierno Regional de San Martín, a través de la Gerencia Territorial Baja Mayo – Tarapoto habría adquirido, de manera sobrevalorada, dos bombas eléctricas por el monto de S/ 87,326.00 soles; sin embargo, estas no habrían sido recepcionadas por la entidad en el plazo establecido. Además, el contrato no indicaría lugar de entrega de los bienes, por lo que habrían falsificado documentos de custodia para justificar su existencia sin referir donde se encontraban.

Asimismo, la denuncia señala que las bombas eléctricas habrían sido adquiridas para mejorar una planta de tratamiento de aguas residuales valorizada en S/ 107,500.00 soles, en el distrito de Papaplaya. Aún cuando esta obra tampoco se habría ejecutado en su momento, habría sido liquidada oportunamente justificando pagos a moradores de la localidad, con documentación falsa.

Estos hechos irregulares habrían ocurrido con conocimiento del supervisor de obra Eder Manuel Arévalo Paredes, el Jefe de almacén Genix Segundo García Bartra y el proveedor Fernando Aquiles Tello Arévalo.