Lamas: Juez dio libertad a policía acusado de disparar y acabar con la vida de ex autoridad en Maceda

191

El juez Helbert Llerena Lezama del Juzgado de Investigación Preparatoria de Lamas declaró infundado ayer domingo el pedido de prisión preventiva contra el suboficial Martín Froilán Olano Pérez. El efectivo policial es acusado de disparar y acabar con la vida de Marcelino Isuiza Salas, en un confuso incidente sucedido el pasado miércoles en la localidad de Maceda. En un video registrado por los propios pobladores se observa cuando empiezan los disparos por parte de la policía, la misma señaló que una turba de incontrolables pobladores de la localidad internaron agredirlos y se vieron obligados a usar su arma de reglamento haciendo disparos al aire.

El Ministerio Público solicitó prisión preventiva para el efectivo policial, suboficial Martín Froilán Olano Pérez, por el presunto delito de homicidio simple. En el documento remitido el domingo por el juez de Lamas al jefe de la DIVINCRI, el representante del Poder Judicial solicitó la libertad inmediata del efectivo policial. Indicó que fue declarado infundado el pedido de prisión preventiva y solicitaba su inmediata liberación. Como se recordará, el miércoles en horas de la noche, los pobladores de Maceda vivieron momentos de zozobra cuando efectivos policiales de la comisaría de Morales realizaron disparos y de un certero balazo en la cabeza fue asesinada la ex autoridad Marcelino Isuiza Salas, padre de familia que no tenía ninguna relación con los problemas que habrían generado esta situación.

El parte policial señaló que en horas de la noche, tres efectivos policiales fueron retenidos por los pobladores de Maceda en los interiores del local comunal, se trataba de los suboficiales Janover López Delgado, William Omar Cubas Delgado, Christian Urpeque Neciosup y de los ciudadano Jairo León Torres. La población pedía que los intervenidos sean mostrados y que hablen frente a todos. El suboficial Urpeuqe, quien se encontraba detenido, relató en el parte policial, que en un descuido de los ciudadanos que los retenían, logró comunicarse con la comisaría de Morales. A las 8:30 de la noche, sus compañeros llegaron a rescatarlos, pero la población enardecida se levantó. En el parte policial, el suboficial Froilan Olano Pérez a quien vemos en las imágenes con arma en mano, señaló que perdió el equilibrio y accidentalmente su arma de reglamento disparó hasta acabar con su vida de Marcelino Isuiza Salas.