San Martín: Gobernador Pedro Bogarín junto a su hijo y funcionarios habrían recibido 300 millones de soles de porcentaje por obras licitadas

297

El jefe de la Macroregión Policial de San Martín-Amazonas, Gral. Luis Alberto Olivero Chumpitaz junto al coronel Percy Ramos, integrante del equipo especial de la dirección contra la corrupción de la policía nacional, quienes participaron este miércoles por la madrugada en un mega operativo en la ciudad de Moyobamba y Tarapoto, donde detuvieron al gobernador regional Pedro Bogarín y funcionarios del Goresam, brindaron detalles de la intervención y el allanamiento de la vivienda de la autoridad de la región que encabezaría una organización criminal denominada «Los Elegantes del Norte», que se dedicaba a cobrar hasta el 25% de porcentaje a empresas y consorcios que participaban en licitaciones públicas.

Percy Ramos, integrante de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional, indicó que el objetivo de la intervención fue desarticular una presunta organización criminal encabezada por el gobernador de San Martín Pedro Bogarín y secundada por su hijo, Iván Bogarín, y la participación de funcionarios del Goresam.

Refirió que la investigación es desde el año 2019 al 2022 donde habrían favorecido a determinadas empresas en procesos de licitación. El dinero recaudado ascendería a 300 millones de soles.

Indicó que la orden judicial señala la detención de 12 personas, 10 fueron detenidas y 2 están no habidas. Los funcionarios serán trasladados a la capital de la república.

El jefe policial, confirmó que existe un colaborador eficaz que ha entregado todos los detalles de los movimientos de este grupo de funcionarios.  Las obras licitadas de donde habrían logrado obtener un gran monto de dinero correspondiente a construcción de infraestructuras educativas del corredor vial de Tocache, mejoramiento de colegios en otras zonas de la región, entre otras obras.

Son 10 días de detención preliminar que ha determinado el poder judicial, tiempo que la Policía fiscala tendrán que demostrar con pruebas las acusaciones.