SECUESTRADORES DE MENOR DE 11 AÑOS FUERON CONDENADOS A 25 Y 18 AÑOS DE CÁRCEL.

302