Tarapoto: Dan 9 meses de prisión preventiva a asesinos de Geraldine Castre Saavedra, fiscalía pide cadena perpetua

276

Nueve meses de prisión preventiva otorgó el Poder Judicial a Moisés Ramos Gonzales (27), Alexander Rodas Pachamora (23), “A” “Gringo”, ambos, acusados de acabar con la vida de Geraldine Milagros Castre Saavedra. Joven madre que recibió 6 disparos por parte del sicario alias “Gringo”, el mismo que fue contratado por su expareja Moisés Ramos quien le pagó la suma de S/ 600 soles para asesinarla.

La audiencia se realizó este martes por la mañana en el mismo local de la División de Investigación Criminal de Tarapoto donde el juez determinó acceder al pedido de  la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Tarapoto, por medio del Tercer Despacho de Investigación.

La fiscal responsable del caso, Gloria Natalí Torres Díaz, sindica a Ramos Gonzales, pareja sentimental de la víctima, ser presunto autor del delito de feminicidio, en concurso real con el delito de sicarito agravado y, como calificación alternativa, se le atribuye también, el delito de conspiración y ofrecimiento para el sicariato. 

Mientras que, a Rodas Pachamora, apodado con el alias ‘Gringo’, la fiscal Torres Díaz, le imputa el delito de sicariato agravado. En audiencia, la fiscalía detalló cómo habrían ocurrido los hechos; asimismo, presentó diversos elementos de convicción que, sumados a otros dos presupuestos de Ley, permitieron obtener esta medida de coerción personal.

Ambos procesados fueron traslados al penal de Tarapoto, pudiendo ser condenados, en los próximos meses, hasta con la pena máxima de cadena perpetua. Luego de realizar la documentación obligatoria, ambos sujetos fueron ingresados al centro reclusorio.

Se conoce que, la noche del crimen, en circunstancias que Geraldine Castre llegaba a su domicilio a la altura del kilómetro 597 de la carretera Fernando Belaunde Terry, Cacatachi, esta fue impactada con seis proyectiles de un revólver presuntamente disparado a larga distancia por Alexander Rodas.

Las primeras diligencias de investigación, evidenciaron que el autor intelectual de esta muerte sería Moisés Ramos, quien habría contactado a su coinvestigado Alexander Rodas, que además era su vecino, para acabar con la vida de su pareja, dejando en la orfandad a su menor hijo de ocho meses de edad.