Tarapoto: Vendedor de raspadillas asegura que terminó postrado tras recibir inyección

679

Oriol Gatica Pisco, es un joven ciudadano quien se gana la vida vendiendo raspadillas en diferentes partes de la ciudad de Tarapoto, relató que acudió hasta una botica cercana a su vivienda para que le suministren una inyección para los dolores de cuerpo, sin embargo, empeoró.

Una presunta mala praxis le originó una especie de quemaduras y no puede caminar.
Tras presentarse los problemas, nuevamente acudió a la persona que le suministró el medicamento y le dijo que buscarían la solución para resarcir este daño ocasionado. Le apoyó más de tres meses, sin embargo, ahora se ha desentendido.

Finalmente, Oriol Gatica invitó a todas las personas de buen corazón apoyarle, realizará una parrillada que realizará este 22 de junio en Jr. Huáscar, pueblo joven 02 de mayo. El dinero servirá para viajar a Lima donde se someterá a una cirugía de piel. Cualquier ayuda puede comunicarse al celular 940 784 183.