Morales: Mujer denuncia a efectivo policial y padre de su hija por agredirla física y psicológicamente

67

Gladys Elizabeth Vargas Santa Cruz, es trabajadora del Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual del gobierno nacional y madre de familia quien denunció a su expareja, miembro de la Policía Nacional del Perú, Robin Capto Nuncevay, que labora en la Oficina Legal de Defensa de dicha institución, por violencia física y psicológica contra ella y su mejor hija de 8 años de edad.

Aseguró que en marzo del presente año presentó la denuncia ante la Fiscalía provincial Penal de Tarapoto y desde esa fecha sigue esperando justicia. La profesional, realizó una conferencia de prensa para dar a conocer su situación legal sobre la denuncia interpuesta a su ex pareja no sólo ante el Ministerio Público, también en inspectoría de la policía, donde tampoco recibió respaldo y menos se dieron el trabajo de investigar los hechos.

Señaló que cansada de tanto abuso por parte del padre de su niña, colocó cámaras de videovigilancia en su casa y cuando estaba en su trabajo las revisó y vio cómo se llevaba a su hija, a pesar de existir medidas de protección.

La preocupada madre de familia señaló que todo indica que existe espíritu de cuerpo que favorece a su expareja que ahora quiere la custodia de su niña. Es increíble que el pasado 25 de junio, día que llegó a su casa a agredirla físicamente, haya obtenido un documento en el Policlínico Policial como si él fuera la víctima.

Refirió que eso no era todo, para mostrar las irregularidades, obtuvo dos videos de ingreso al mencionado centro de salud de la Policía, uno de las 12:00 del mediodía y el segundo minutos después, sin embargo, la constancia de atención tiene como hora de emitida, las 9:00 de la mañana del mismo día.

Habló sobre el apoyo que recibe de la institución que protege a la mujer, dijo sentirse sola, la policía ha blindado a su subalterno. Al término de este informe, fuimos a la comisaria de Tarapoto para buscar al técnico de la policía y conocer su versión, sin embargo, evitó responder a los hombres de prensa.